Ajusta el termostato de tu restaurante y aumenta las ventas | P.A.N | Blog

En una oportunidad, conversaba con el dueño de un restaurante, quien me manifestaba que la temperatura del aire acondicionado no la podía regular y que su local era demasiado frío. Explicaba que los trabajadores siempre estaban contentos puesto que, al caminar tanto y tener una temperatura baja, se cansaban menos; sin embargo, las clientas que venían al restaurante se quejaban de lo incómodo del ambiente helado y no les gustaba regresar una segunda vez. Su preocupación estribaba en que no sabía si dejar el aire frío para que su equipo estuviese más cómodo y rindiera más o si hacía que el ambiente fuese más cálido para que los clientes regresaran.

Desde la neurogastronomía, podemos dar muchas recomendaciones en torno a este tema. La principal sería que la temperatura debe oscilar entre los 21 y 23º Celsius. Esta genera un clima agradable que favorece a todos los protagonistas tanto clientes como trabajadores.

Ahora bien, un estudio publicado en el año 2018 nos ofrece una reveladora respuesta sobre cuál es el ambiente ideal dependiendo del tipo de comida qué ofrecemos en nuestro local. Luego de analizar los resultados finales, se llegó a la conclusión que un ambiente cálido promueve el consumo de comidas bajas en calorías, de delicado sabor como, por ejemplo, ensaladas y sushi. Por el contrario, un ambiente frío promovería el deseo de comer platos gustosos como pizzas o papas fritas a la francesa. Esto es muy interesante y revelador y se piensa que esto ocurre por un proceso de autorregulación de la temperatura corporal generada por el inconsciente del comensal.

Ahora que sabemos esto, es momento de programar el termostato de nuestro restaurante,  incentivar que nuestros clientes disfruten de nuestra experiencia de una manera más poderosa y que todo el personal se sienta cómodo y dispuesto para cumplir con los objetivos del negocio.

Creamos este contenido en colaboración con @neurogastronomo para favorecer el crecimiento de tu negocio.