La automotivación en el emprendimiento gastronómico | P.A.N | Blog

Una montaña rusa, esa es la descripción de las emociones que vive una persona que decide emprender un negocio de comida.

Emigré a México en el 2006 con actitud de emprender y salir adelante. Con 16 años viviendo en Monterrey y enfocada en trabajar en el mundo del marketing y la gastronomía alrededor de muchos emprendedores, me he dado cuenta de 4 puntos que ayudan a un emprendedor a no perder el enfoque, esto lo aplico diariamente y así me mantengo en el camino.

Sé que cada experiencia es personal y única, pero la pasión de salir adelante y ese brillo en los ojos cuando hablas de tu emprendimiento es el mismo y nos conecta a todos los que decidimos tener un propósito y un negocio a la vez.

Te comparto 4 puntos que establezco diariamente:

Automotivación

1.- Automotivación: tomar la decisión de tener un negocio de comida y vivir de él, es todo un reto; se tiene que aprender a entrenar la mente y a motivarte en los momentos difíciles, porque la responsabilidad de tu vida y los resultados que tienes es 100% tuya y no del entorno.

Es tu responsabilidad tener la capacidad de entender que todo es equilibrio, que habrá momentos maravillosos y llenos de felicidad, pero de igual manera tendrás momentos complicados, y cómo los resuelves va relacionado a tu inteligencia emocional y los pensamientos que tienes diariamente.

Sí, es nuestra responsabilidad el estado de nuestro negocio de comida, nuestro entorno y resultados, es nuestra responsabilidad tener la habilidad de auto motivarnos. Esto va de la mano de la capacitación constante en todas las áreas que requiere tu negocio y tú, como persona. Busca internamente dentro de tu ser ¿cuál es tu porqué y el porqué de tu negocio? ¿Cuál es tu aporte a la sociedad y a tu entorno?

Planificación de ventas en restaurante

2.- Ventas: aprende sobre ventas, en la escuela no nos enseñan sobre ventas y el trabajo. Romper las barreras del temor a vender es todo un reto, no hay excusas, todo está a un clic de distancia a través de internet. La automotivación requiere disciplina, aprender a dominar el miedo. Y preguntarte: ¿cuál es tu diálogo interno?

Vender va directamente relacionado a la autoestima. No importa si tu negocio es pequeño y preparas arepas desde casa y la vendes por WhatsApp, o en la calle. Entre mejor te sientas y cultives tu autoestima, mejor te relacionarás con las personas que te encontrarás y te dirán que no quieren comprarte, aprender a aceptar los NO y buscar el cómo sí.

Cuando entendí que generar dinero en mi negocio va de la mano de amar las ventas, me volví una fan de la lectura, te invito a leer, ponlo como meta mensual, un libro al mes y poco a poco ve subiendo el ritmo. Si lo tuyo va más de la mano de escuchar información te invito a mi Podcast “Marketing Gastronómico sobre la mesa” en todas las plataformas de podcast.

Finanzas restaurante

3.- Costos: este tema es fundamental a la hora de emprender tu negocio de comida, capacítate en el tema de costos. Desde los costos de tus recetas, mermas, reingeniería de menú, implementación y control del inventario. Tener un control y conocimiento basado en los números, te generará tranquilidad. Conocer el rumbo de tu negocio te guiará a tomar las decisiones correctas.

El éxito requiere disciplina y evita el autosabotaje, trabaja en la autodisciplina todos los días sin excusas. 

Objetivos para restaurantes

4.- Objetivos: el estrés y la desmotivación van de la mano al no tener un propósito a seguir. En este punto algo que siempre me ayuda es tener objetivos a corto, mediano y a largo plazo, y a partir de aquí clasificarlos en objetivos de venta y de crecimiento; realiza acciones para lograr cada uno de ellos y mídelos semanalmente.

Toca todas las puertas que necesitas para llegar a tus objetivos, muchas se cerrarán y muchas otras se abrirán, recuerda que tú eres el único responsable, sé perseverante.

Estos 4 puntos nos enfocan a tener una ruta a seguir, a llegar más allá y así salir de la zona de confort, sé y estoy segura que esto es un estilo de vida, es una presión constante, pero sin presión ni reto no te fortaleces ni creces, el día que sientas que no puedes, ponte al frente del espejo y mira tu reflejo, eres una persona ganadora y te admiro. Si te escondes y no miras el espejo te escondes de tu realidad, mira el espejo, eres tú, el único el responsable y creador de tu realidad.

Por: Valentina Salazar Marketing Gastronómico.