Cuando tu hobby de cocinar lo quieres hacer negocio | P.A.N | Blog

En el mundo de los negocios gastronómicos un tema que veo continuamente al capacitar emprendedores es el hecho de querer convertir su afición de cocinar en un negocio a puertas abiertas y tener su propio restaurante.

Así que, a quienes les apasiona vender lo que cocinan, les recomiendo primero conocer su mercado.

Hacer arepas

¿Qué pasa en este punto?, un gran porcentaje de emprendedores apasionados de la cocina, al preparar su comida perciben que es muy deliciosa, y no digo lo contrario, solo que asumen que a todas las personas les gustará y comprarán sus platillos al tener como resultado que todos sus amigos y familia los animan, y esta parte de asumir que todas las personas les comprarán, los lleva a expectativas sin una guía o estudio de mercado.

Este punto lo conversé hace unas semanas con Octavio Regalado, un colega y gran amigo del mundo del marketing, y llegamos a la conclusión que, si se quiere convertir un hobby en un negocio, es necesario estudiar al mercado: ¿qué se venderá? y ¿quién lo comprará? Investigar a fondo y a detalle es indispensable para crear estrategias de venta que aportarán resultados positivos y con los transformarán al hobby en un negocio.

En tal sentido, es importante instruirse en los siguientes cuatro puntos:

Público objetivo de un restaurante
  1. ¿Quién es el público objetivo? Por los momentos se tiene a un público amplio y no se conocen sus puntos de dolor, sus necesidades o sus hábitos de compra, solo se le conoce de forma amplia: hombre – mujer de 18 a 60 años.
  2. Dinámica de buyer persona: se trata de un ejercicio que sirve de guía a todo emprendedor gastronómico, con el que se crea un personaje ficticio que represente a su cliente ideal. La ficha de este comensal debe incluir: nombre, edad, género, lugar de residencia, nivel de ingresos, estado civil, personalidad, estilo de vida, problemas y soluciones a esos puntos de dolor.
  3. Dinámica de mapa de empatía: está dinámica es una de mis favoritas a la hora de obtener información sobre este cliente ideal, se trabaja del análisis de 6 aspectos: qué piensa, siente, ve, oye, dice y hace, así como sus esfuerzos y resultados. Toda la información recaudada permite conocer un poco más sobre nuestro cliente ideal, y con esta información se crea contenido para las redes sociales enfocado en ellos.
  4. Target: es ese público que vemos como cliente potencial, que tiene necesidad de mi producto, y el que es objetivo de todas las estrategias de marketing que se apliquen. 
Areperas

Una vez que ya tenemos determinado los puntos anteriores, el siguiente paso es seguir destacando los platillos, pero teniendo cuidado, porque al ser apasionados muchas veces se comete el error de no tener un concepto gastronómico, ni una propuesta de valor, y querer vender de todo para aprovechar el local, no es efectivo, y es aquí cuando me llegan los emprendedores que tienen decidido vender comida venezolana, así como pizzas y hamburguesas en las noches y a la hora de la comida, pero también preparan comida árabe, venden café artesanal y embutidos.

¿Qué pasa con esta situación? Se quiere llegar a un público muy amplio sin ningún concepto gastronómico, por lo que todo el esfuerzo invertido para llegarle al público correcto no funciona, y el mercado que se estudió se siente confundido. 

Dueño de restaurante se capacita

Así que mi recomendación es: capacitarse, revisar qué se vende y crear un concepto gastronómico, analizar qué tipo de experiencia gastronómica se ofrecerá, cuál es el mercado al que se apuntó y enfocar todo ese resultado en estrategias de negocio se plasmen en tu plan de marketing con objetivos corto, mediano y largo plazo.

Por: Valentina Salazar Marketing Gastronómico