Y se hizo la luz… para crear emociones | P.A.N | Blog

Para un artista, la luz lo es todo. Para el fotógrafo es la clave de su trabajo, para un arquitecto es el secreto detrás de su diseño y para un restaurador o emprendedor… es un dolor de cabeza que debe ahorrarse para no pagar más cuentas.

La iluminación correcta en un restaurante, según se evidencia en diferentes estudios de neurogastronomía y gastrofísica, puede representar aumento en las ventas, hacer que los clientes se sientan más felices, potenciar el ticket promedio, e incluso,  alterar la velocidad y la cantidad del consumo de los alimentos.

Por naturaleza, el ser humano es fototrópico, nos guía la luz y, dependiendo de su intensidad, nuestro comportamiento y emociones se ven influenciadas. Pensemos por un momento: ¿qué ocurre cuando nos despertamos una mañana y podemos percibir que el día está totalmente nublado a diferencia de uno soleado? En este ejemplo, la mayoría de las personas se sienten con menos vitalidad y energía. En el caso opuesto, es la intensidad de la luz la que nos inyecta fuerza o esa sensación de energía extra. Otro ejemplo, si queremos tener una noche especial con nuestra pareja, una de las primeras cosas que se hace para crear el ambiente perfecto es jugar con las luces, bajando su intensidad, para crear una sensación de intimidad.

En un restaurante, cuando su iluminación es intensa simulando la luz del día, se da un aumento en el consumo calórico de los clientes, así como la velocidad de ingesta, esto es común verlo en los restaurantes de comida rápida en donde se venden comidas hipercalóricas.  Por el contrario, una iluminación tenue genera una sensación de privacidad, aumentando el tiempo de permanencia de un cliente en el local, así como la valoración más positiva de la calidad de la comida y las bebidas.

Es muy importante que trabajemos en el tipo de iluminación correcta para nuestro emprendimiento, según el tipo de negocio que hemos diseñado, con la intención de crear la atmósfera perfecta, promoviendo la emoción correcta, generando aún más placer, lo que redundará en clientes más satisfechos, más fidelidad y mayores ventas. Pensar que colocando bombillos de cualquier tipo para generar un ahorro energético puede afectar el éxito de nuestro esfuerzo a mediano y largo plazo. Trabajar con un profesional en esta área puede ayudarte a crear un espacio mucho más amigable y, con la tecnología adecuada, generar ahorros importantes en tu cuenta eléctrica.  

Creamos este contenido en colaboración con @neurogastronomo para favorecer el crecimiento de tu negocio.