Aumenta la productividad delegando actividades | P.A.N | Blog

El desarrollo tecnológico alcanzado por la sociedad, ha cambiado la visión y la manera de realizar las actividades del ser humano. En el sector de la restauración han tenido que adaptarse, innovar e implementar nuevas políticas y estrategias para mantenerse operativos y poder ofrecer sus servicios a los clientes. Esto solo se puede lograr en aquellos establecimientos que funcionan como un equipo de trabajo, donde las funciones y los niveles de responsabilidad están claramente definidos.

Algunos restauradores tienen cierta resistencia a delegar funciones en su negocio, al pensar que jamás las podrían realizar como ellos mismos, cuando lo más seguro es que al asignar responsabilidades específicas se estimule el sentido de pertenencia y el compromiso de cada miembro del equipo.

Es importante que los restauradores aprendan a delegar aquellas actividades operativas y rutinarias asociadas a su establecimiento. Lo cual le permitirá disponer del tiempo suficiente para dedicarse al estudio de la planificación estratégica del negocio y a la toma de decisiones. En este sentido las siguientes recomendaciones te pueden ser de gran ayuda para determinar las labores rutinarias y operativas que puedes encomendar a otras personas. 

● Identificar claramente las tareas rutinarias que son necesarias directa o indirectamente para llevar a cabo los servicios que ofreces a tus clientes. Igualmente establecer cuáles labores se pueden delegar.

● Seleccionar las personas en las que va a delegar cada función, asignando a cada uno sus respectivas labores y responsabilidades.  

●  Establecer los procedimientos de cómo realizar las labores rutinarias y las respectivas justificaciones del porqué deben realizarse de esa forma (lo cual permitirá que el equipo de trabajo se desempeñe de mejor manera).

● Brindar capacitación en torno a las labores y procesos que estás delegando a tu personal.

● Establecer las jerarquías de mando, para que todo el personal sepa quién es su supervisor inmediato y a quién rendir cuentas. 

● Establecer claramente los periodos de supervisión para medir los resultados obtenidos, dándole confianza al personal en la ejecución de sus labores; sin la presión de una constante vigilancia a destiempo.

● Cuando se delegue una tarea nueva a un miembro del equipo, se le debe tener la confianza suficiente para no interferir si no es estrictamente necesario o si a quien se le delegó, solicita la orientación del supervisor.

Asimismo, es importante que el restaurador y su equipo de trabajo estén atentos a la planificación estratégica y toma de decisiones que permitan que la empresa continúe en crecimiento. Para ello podría centrarse en:

1. Las tendencias en las preferencias de los clientes: permitiendo la rápida innovación y adaptación a las nuevas realidades en los gustos y exigencias de los comensales.

 2. La competencia: analizar las promociones e innovaciones que se producen en el sector gastronómico, implementando medidas que neutralicen las deficiencias y desventajas, lo cual permitirá hacer tu negocio más competitivo.

3. Dominio y actualización de las nuevas tecnologías: estamos en un mundo de constante evolución tecnológica, donde el manejo de estas herramientas es imprescindible para todo gerente o administrador de un restaurante. Por ejemplo, la utilización de robots o de códigos QR. 

4. Utilización de las redes sociales: se constituye en uno de los principales medios de comunicación que tiene el ser humano hoy en día. La utilización de este tipo de herramientas en tu negocio es vital para la permanencia de tu restaurante en el sector gastronómico.

5. La utilización de los medios digitales como herramientas de mercado: actualmente los clientes determinan sus gustos en gran medida por lo que perciben a través sus teléfonos y equipos tecnológicos. Por lo que adaptarse a esta realidad es fundamental. Por ejemplo, contar con un sitio web.

 Es importante que los restauradores comprendan que delegar tareas permite formar un equipo de trabajo, donde las distintas funciones que realiza el personal están dirigidas a lograr el mismo objetivo: la satisfacción del cliente.

 Además, la delegación de responsabilidades de forma efectiva en tu equipo de trabajo, permite generar motivación y sentido de pertenencia que influyen en el aumento de su productividad y satisfacción por el trabajo realizado. En este sentido, es oportuno implementar, en la medida de lo posible, una política de reconocimiento hacia aquellos empleados que realicen implacablemente sus funciones y que contribuyen al éxito de tu restaurante.