Cómo la inmunonutrición puede ser la aliada de tu restaurante | P.A.N | Blog

La gastronomía es un arte que va más allá de cocinar y presentar un platillo estéticamente agradable, a través de ella se puede invitar a los clientes para que practiquen un estilo de vida saludable. Hoy en día ha cobrado mayor importancia, pues con una alimentación completa y equilibrada, se proporcionan los nutrientes necesarios para fortalecer el organismo tanto física como mentalmente.

La revisión del estudio titulado Nutrientes e Inmunidad, de la Unidad de Soporte Nutricional del Hospital UniversitarioValld’Hebron (España) establece: “La nutrición es un componente determinante en el desarrollo y mantenimiento de la respuesta inmune”. Por tal motivo, destacan que las vitaminas desempeñan un papel fundamental en el organismo del ser humano, entre otras funciones, se encargan de regular la respuesta inmunitaria ante ataques externos e internos de agentes patógenos.

Igualmente detalla que existe un conjunto de minerales, indispensables en todo ser humano, que, al interactuar junto a las vitaminas, contribuyen a incrementar y mantener el sistema inmunológico del organismo, entre ellos resalta el hierro, cobre y zinc.

Es importante incorporar estas vitaminas y minerales en los platillos que disfrutan los comensales; además de monitorear las tendencias y preferencias de los clientes. Para eso podrías apoyarte en las redes sociales de tu negocio e interactuar con ellos para comunicarles los aportes nutricionales de tu menú.

En este sentido, te presentamos los nutrientes que resaltan para fortalecer el organismo y sistema inmune, así como las diferentes alternativas de alimentos que los proporcionan:

Vitaminas

La vitamina A, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se obtiene en alimentos de origen animal: mantequilla, carne, huevo, y algunos pescados. Si tu restaurante es vegano igualmente puedes ofrecer platillos que contengan este micronutriente, pues la FAO también puntualiza que en el organismo del individuo se realiza “la conversión de beta-caroteno a vitamina A”.

El caroteno se encuentra en productos vegetales cuyas hojas son de color verde oscuro, como espinacas. También en batata, yuca y frutas pigmentadas por ejemplo, mangos, papayas; incluso tomate.

El complejo vitamínico B, se puede encontrar en el germen y capas externas de cereales y semillas; hortalizas verdes, carnes, huevos, aves, pescado, fruta y leche, mientras que la vitamina C está presente en frutas, hortalizas y hojas verdes de color oscuro, por ejemplo, plátanos, bananos y espinaca; en menor medida se halla en los cereales germinados y legumbres; incluso, en cantidades reducidas, carne, pescado, huevos y leche, según la FAO.

Por su parte, la Oficina de Suplementos Dietéticos del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (ODS, por sus siglas en inglés) indica que la vitamina E se encuentra en aceites vegetales, frutos secos y hortalizas de hojas verdes como el brócoli. Mientras que la cebolla y los pescados grasos aportan vitamina D, al igual que el hígado vacuno y queso.

Minerales

La ODS indica que el hierro de los alimentos de origen animal se absorbe con mayor facilidad. Para mejorar la absorción de fuentes vegetales de este mineral (como lentejas, arvejas, garbanzos), recomiendan complementar con mariscos, carnes, aves y alimentos que sean fuente de vitamina C.

También que el zinc “ayuda al sistema inmunitario a combatir bacterias y virus que invaden el cuerpo”. Lo podemos obtener al consumir alimentos como ostras, carnes rojas y de aves, cangrejos, frijoles, frutos secos, cereales integrales y lácteos.

La ODS agrega que el cobre ayuda a mantener y fortalecer tanto el sistema nervioso como al inmunitario. Este mineral es proporcionado por diversos alimentos, por ejemplo, hígado de res, ostras, nueces, semillas, tofu, incluso en aguacates y chocolates.

Una alimentación sana, balanceada y variada; rica en vitaminas y minerales, permite reforzar el sistema inmune además de ser sabrosa. Por ejemplo, si en tu restaurante ofreces arepas elaboradas con Harina P.A.N. aprovecha su versatilidad para acompañarlas con diversos rellenos con el perfecto balance entre sabor y bienestar.

Puedes apoyarte en las redes sociales de tu negocio para explotar los beneficios de tus platillos, colocando fotos de ellos acompañados con un Copy donde expongas las bondades nutricionales del menú. De esta manera el comensal sabrá que, además de disfrutar del buen servicio y divinos platos, está consumiendo alimentos que le ayudan a reforzar su sistema inmunológico; al mismo tiempo le servirá de inspiración y motivación para adoptar un estilo de vida más saludable.

REFERENCIAS

 Office of DietarySupplements. (17 de diciembre de 2019). Cobre: https://ods.od.nih.gov/factsheets/Copper-DatosEnEspanol/

Office of DietarySupplements. (17 de diciembre de 2019). Hierro: https://ods.od.nih.gov/factsheets/Iron-DatosEnEspanol/

Office of DietarySupplements. (18 de diciembre de 2019). Vitamina C:https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminC-DatosEnEspanol/

Office of DietarySupplements. (24 de marzo de 2020). Vitamina D:https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminD-DatosEnEspanol/

Office of DietarySupplements. (28 de febrero de 2020). Vitamina E:https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminE-DatosEnEspanol/

Office of DietarySupplements. (18 de diciembre de 2019). Zinc: https://ods.od.nih.gov/factsheets/Zinc-DatosEnEspanol/

Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. (2002). Nutrición humana en desarrollo: http://www.fao.org/3/w0073s/w0073s0f.htm#TopOfPage

Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación . (2020). 7 consejos de alimentación saludable para enfrentar la crisis del COVID 19: http://www.fao.org/americas/noticias/ver/es/c/1267856/#:~:text=La%20FAO%20llama%20a%20todos,una%20dieta%20adecuada%20es%20clave.&text=Aumenta%20tu%20consumo%20de%20frutas,menos%20cinco%20porciones%20al%20d%C3%ADa.

Segurola, H., Cárdenas, G., y Burgos R. (2016). Nutrientes e Inmunidad, revisión:http://www.aulamedica.es/nutricionclinicamedicina/pdf/5034.pdf