Comensales cuestionan su forma de comer tras la pandemia, ¡adapta tu menú! | P.A.N | Blog

El mundo está cambiando, al igual que el comportamiento y costumbres del consumidor desde el punto de vista gastronómico, por ello, para tu negocio, la adaptación jugará un papel fundamental, y los ajustes pueden comenzar por tu menú. El comensal debe sentir confianza de consumir tus productos o servicios, sabemos que todos nos enfrentaremos a una “nueva” normalidad así que debemos dar un paso adelante y demostrar con hechos que tienes todas las ganas de brindar el mejor servicio posible. Algunas alternativas que puedes poner en práctica son:

1. Establecer los platillos a ofrecer

 

Erika Silva, directora de la Escuela de Hostelería Marketing Gastronómico, propone preguntarse qué tan rentable son “todos tus productos y servicios”. Para ello es necesario revisar los costos y ganancias, lo cual te ayudará a saber si estás llevando una administración adecuada o si podrías mejorarla.

Igualmente, es prudente identificar aquellos platos con los que obtienes mejores ventas, para determinar si es oportuno centrarte en ellos. Así como, de ser necesario, ajustar las comidas al formato de servicio que ofrecerás: comer en el local (si es permitido en el país donde se encuentra el establecimiento) o comida para llevar.

2. Fijar políticas de cómo ofrecerás el servicio cuando se trate de comer fuera del local

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

Para tener éxito, es oportuno determinar los platillos que se preserven en mejores condiciones en el traslado, es decir, que puedan ser llevados hasta su destino conservando su calidad, buen estado y que, al ser empaquetados y desempaquetados sean estéticamente agradables. Al mismo tiempo podrías modificar ciertos platillos para hacerlos compatibles con el viaje.

 Dentro de la oferta de comida para llevar, puedes optar por delivery, bien sea realizado por miembros de tu personal encargados de ese servicio o por medio de una plataforma externa. También podrías disponer de un programa takeaway, mediante una opción de pedidos online y el cliente retire del establecimiento los alimentos.

3. Despachar comida semipreparada

Esta modalidad te permite vender comida semipreparada para que tus clientes terminen de cocinarla en casa, con las indicaciones que les proporciones. Incluso puedes compartirles un video tutorial que les facilitará la elaboración del platillo.

Por ejemplo, puedes ofrecer arepas o empanadas elaboradas con Harina P.A.N., para que el cliente las almacene en su congelador y las cocine cuando guste. También vender bandejas de pastichos o masas de galletas para que tus clientes las horneen.

De igual manera este método funciona para ofertar diferentes tipos de bebidas. Por ejemplo, el restaurante Seven Reasons (Estados Unidos) vende kits con los ingredientes e instrucciones de sus cócteles, para que sus clientes los preparen en sus hogares.

4. Implementar menús digitales

Adicionalmente es aconsejable poner en práctica la utilización de menús digitales, para evitar la manipulación de la carta por parte de los comensales y así reducir los riesgos de contagio. Por ejemplo, el diario ABC de Sevilla reseña que muchos restaurantes para anunciar su carta optarán por el uso de códigos QR o aplicaciones por internet, incluso anotar los productos en una pizarra.

Javier de Rueda, dueño del restaurante El Rinconcillo (España), explica que planean mostrar el menú con un código QR situado en las mesas para ser escaneado con la cámara de los celulares. También detalla que el menú podrá cambiarse diariamente, procedimiento que considera más sencillo al tener digitalizada la carta.

En este orden de ideas es importante puntualizar que el seguimiento de las adecuadas medidas de limpieza y seguridad son elementales para el éxito. Lo cual, además de disminuir el riesgo de contagio, ayuda a recuperar o aumentar la confianza de los clientes.

De igual manera, es vital seguir las recomendaciones actualizadas de la Organización Mundial de la Salud, así como las dictadas por el Gobierno del país donde se encuentre tu restaurante.

Para cerrar, te recomendamos medir las estadísticas y los resultados obtenidos, para saber si estás logrando tus objetivos o, por el contrario, si debes realizar los correctivos necesarios que te permitan alcanzarlos. Igualmente es importante mantenerse al pendiente de las necesidades de los clientes y adaptarse a ellas, a la brevedad posible.